Denuncian que hay 30.000 pacientes en riesgo por falta de insumos para diálisis

El presidente de la Confederación de Asociaciones de Diálisis de la República Argentina (CADRA), el nefrólogo Jorge Abdala, advirtió que las reservas alcanzan sólo hasta “principios de enero”.


La Diálisis es un tratamiento médico que consiste en eliminar artificialmente las sustancias nocivas o tóxicas de la sangre, especialmente las que quedan retenidas a causa de una insuficiencia renal. De ese procedimiento, depende la salud de 30.000 pacientes en el país, según datos de la Confederación de Asociaciones de Diálisis de la República Argentina (CADRA).

Precisamente esa entidad alertó en las últimas horas que están agotándose las reservas disponibles de insumos importados como sales y cloruros, entre otros, indispensables para la preparación de los concentrados con los que efectúan las sesiones de diálisis. La escasez de productos también alcanza a jeringas y catéteres.

El presidente de la CADRA, el nefrólogo Jorge Abdala, dijo este viernes que los centros especializados “cuentan con stocks de insumos que, se estima, sólo alcanzarán hasta fines de diciembre o principios de enero”, lo que “pone en serio riesgo la continuidad de las prestaciones”.

“Nos encontraremos ante una situación de extrema gravedad que sólo puede modificarse con la reposición de esos materiales prioritarios, imposibilitada por trabas para la importación”, advirtió el profesional.

El médico dijo que “no se trata de una pieza para un automóvil”, sino que son productos de los que dependen “30.000 pacientes en el país”. Y alertó: “Es de vida o muerte”.

El presidente de la CADRA, el nefrólogo Jorge Abdala.

Mesa de negociación con empresarios y funcionarios nacionales

CADRA había hecho una advertencia en julio al Gobierno: “Luego de nuestros reclamos, en octubre pasado se conformó una mesa de negociación con empresarios y funcionarios nacionales. Se destrabaron algunas situaciones y los centros de diálisis, especialmente los más pequeños, pudieron seguir atendiendo”, recordó Abdala.

“No obstante, ahora el tema alcanza otro cariz ya que hoy no nos reciben, ni atienden los teléfonos en el Ministerio de Salud. Y está en serio riesgo la prestación de la diálisis a más de los 30 mil pacientes diseminados en todo el país. Se están terminando las reservas de insumos importados y no se está permitiendo el ingreso de los mismos desde el exterior”, manifestó.

¿A qué responde la falta de insumos médicos?

Según le transmitieron a Abdala los empresarios que proveen los insumos, la falta de esos elementos responde a “problemas con el SIRA”. Es decir, el Sistema de Importaciones de la República Argentina.

¿Cuál es la posición del Gobierno?

En agosto, después de que CADRA hizo una primera advertencia sobre el asunto, el Ministerio de Salud de la Nación difundió un comunicado en el que negó que existiera riesgo de desabastecimiento.

“No hay ningún peligro para la provisión de los insumos necesarios para los tratamientos”, comunicó la cartera, al tiempo que dijo que se buscaba así llevar “tranquilidad”.

(Crónica)

Compartinos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *