¿Cuánta nafta consume el aire acondicionado del auto?

En el último mes, los combustibles se incrementaron exponencialmente y ahorrarlo resulta necesario. Una de las funciones que más consume es el aire acondicionado, pero hay algunas recomendaciones que pueden ayudar en verano.


Con los aumentos de la nafta del último mes, es necesario conocer qué hábitos consumen más combustible. Uno de ellos es el uso del aire acondicionado, cuyo uso se incrementa en verano.

De acuerdo a la Guía de Conducción Eficiente para Vehículos Livianos de la Secretaría de Energía, el aire acondicionado puede aumentar el uso de combustible hasta un 25%, lo cual equivale a un consumo aproximado de 300 litros por año.

¿Cómo hacer para que el aire acondicionado del auto consuma menos nafta?

Sin embargo, hay algunos trucos que permiten utilizarlo y ahorrar combustible. Uno de ellos es ventilar el vehículo abriendo las puertas o ventanillas antes de arrancar el motor. Se recomienda dejarlas abiertas unos minutos mientras se empieza a circular.

No obstante, no es lo más conveniente que las ventanillas permanezcan bajas cuando se conduce a velocidades mayores a 80 km/h ya que en ese momento se modifica el coeficiente aerodinámico del vehículo, provocando una mayor resistencia al movimiento del vehículo y, por lo tanto, mayor esfuerzo del motor. A velocidades altas, el aire acondicionado es más eficiente siempre y cuando se coloque a una temperatura moderada: entre 21° y 23°.

Orientar las salidas de aire es otra opción para enviar frío al lugar del que proviene el calor.

También, ayuda a ahorrar hasta un 30% de combustible y a que se enfríe más rápido el auto el encendido del recirculador durante algunos minutos.

“En los sistemas manuales o de comando manual, tener siempre la precaución de que, al momento de encendido del motor, el aire acondicionado se encuentre apagado desde el inicio, que es el momento donde más consumo podemos tener y vamos a estar restando fuerza al vehículo”, dijo Luis Toso, director de Automotive Regional Services.

Otros consejos para ahorrar combustible

Otra recomendación no menor para gastar menos nafta es evitar la aceleración y el frenado innecesarios. En el movimiento de un vehículo, la energía es necesaria para acelerarlo, para lo cual se utiliza la mayor parte del combustible, así como para superar la resistencia del aire, lo que es bastante insignificante a bajas velocidades.

“Las aceleraciones y desaceleraciones sucesivas afectan severamente al consumo de combustible. Por ejemplo, variar entre 75 km/h y 85 km/h cada 18 segundos puede aumentar el consumo en un 20% (Natural Resources Canada NRCan, 2016b). En cambio, manejar a una velocidad moderada y constante requiere menos energía. La potencia máxima de un motor sólo se utiliza durante aceleraciones fuertes o a velocidades altas. Cuando un vehículo frena, la energía se pierde”, indica el informe de Energía.

Por su parte, Salvador Gil, Ingeniero en Energía de la UNSAM, dio algunos otros tips que ayudarán a gastar menos combustible:

  • Conducción eficiente y segura. Tránsito lento en ciudades.
  • El consumo depende del peso del vehículo y fricción con el aire. Ambas perdidas de energía son proporcionales al cubo de la velocidad. Si la velocidad aumenta al doble, el consumo se multiplica por 8.
  • Alivianar el vehículo, no llevar carga de más.
  • Porta equipajes aumentan la resistencia con el aire.
  • En verano dejar el vehículo en la sombra. Usar pantallas solares o parasoles en los vidrios cuando se lo deja al sol.
  • Presión de los neumáticos: ruedas con poca presión aumentan el consumo en un 5% al 3%.
  • Mantener limpios los filtros de aire y aceite, según indica el servicio del vehículo.

¿Cuánto aumentó la nafta en diciembre?

El ahorro de combustible resulta necesario en un marco de fuertes aumentos: el primer gran aumento se produjo en la última semana del gobierno de Alberto Fernández, cuando las petroleras aplicaron un ajuste promedio del 30% en el precio final de los destilados, aprovechando el fin del congelamiento firmado con la gestión anterior.

Luego, tras el salto del dólar oficial que se dio el miércoles 13 de diciembre, los valores volvieron a dispararse. A pocas horas del debut del nuevo precio del dólar, las compañías aplicaron aumentos de entre el 30 y el 37% en todos sus productos.

Así, 2023 cerró con un aumento de combustibles del 260% en total, de acuerdo a declaraciones del presidente de la Cámara de Empresarios de Combustibles, Raúl Castellanos. Además, en la primera semana de enero las petroleras ya aplicaron otra suba de 27%.

¿Cuánto cuesta pasar el auto de nafta a gas?

En este contexto, muchos evalúan la posibilidad de cambiar el auto a Gas Natural Comprimido (GNC), combustible que es más económico ya que consume menos. Además, según Gil, el auto tendrá entre un 7 y un 15% más de energía.

El especialista también destacó que cuanto más se utiliza el vehículo, por ejemplo, el caso de un taxi, el dinero invertido en el cambio se podría amortizar en menos de un año. Ahora bien, en el caso de una persona que utiliza el auto para ir al trabajo y hacer algún viaje de fin de semana recorre en promedio 12.000 km al año, por lo que el plazo de amortización se extiende a 3-4 años.

En tanto, de acuerdo a Toso, también hay que considerar que muchas veces la performance del vehículo no es la misma que para lo cual fue diseñado con el combustible de fábrica original. Alguna de las características que pueden cambiar es la potencia.

Según Toso, el costo de cambiar de nafta a gas es de entre $700.000 y $1.000.000, dependiendo el nivel de tecnología que se esté ofreciendo y la del auto.

(Infobae)

Compartinos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *