Era Milei: el desafío de superar las frustraciones monetarias

El analista económico Damián Di Pace analiza los desafíos que tiene por delante el presidente electo.


Se viene un cambio de Era. Javier Milei ganó en 21 de las 23 provincias argentinas por casi el 56% de los votos. La idea de que el aumento del gasto público hace crecer el consumo, que es bueno para el mercado interno, y que la moneda débil es buena para los negocios, deberán ser transmutadas a una herencia que vendrá en una caja de regalos con un costo social y económico por delante.

Con un déficit fiscal del 3% del PBI, inflación interanual del 142,7%, pero con una proyección incremental al corregir los precios relativos de la economía, $28 billones en los pasivos remunerados del Banco Central, reservas netas negativas de –US$ 11.000 millones, 50.000 precios regulados, balanza comercial deficitaria con deuda a importadores por US$25 mil millones, Riesgo País de 2400 puntos, 37 cepos cambiarios y 57 tipos de cambio acumulados.

Javier Milei será el primer economista presidente de la República Argentina. Tuvimos 25 presidentes abogados, 5 militares, 2 ingenieros, 1 odontólogo, 1 médico, 1 docente y 1 bailarina. El economista austríaco Car Menger, en su libro “El origen del dinero”, expresaba: “Sólo se puede entender verdaderamente el origen del dinero si aprendemos a considerarlo como una institución social, como el resultado espontáneo, el producto no planificado de los esfuerzos específicamente individuales de los miembros de la sociedad”.

En 1992 nació el billete de $10, y por una década mantuvo su valor debido al programa monetario de una caja de conversión. Para que se imprimiese un billete de un peso debería tener de respaldo un dólar por lo cual su paridad estaba garantizada. Balanza comercial deficitaria, devaluación de monedas de países con los cuales argentina comerciaba, déficit fiscal financiado con endeudamiento externo llevó al cierre de esa década de estabilidad monetaria.

Fuente: Focus Market

El billete de $1.000 desde su nacimiento en 2017 hasta hoy, le ocurrió lo mismo que al billete de $10. Hoy este mismo billete equivale a 1.03 dólares. La moneda en nuestro país perdió la totalidad de su valor adquisitivo.

Fuente: Focus Market

Desde 1970 en adelante pasamos por 3 unidades monetarias. El peso Ley arrancó con un valor de 3.5 pesos ley por dólar, para finalizar en 1979 en 100.000 pesos ley, con paso previo por una hiperinflación.

En la década del 1980 y con la vuelta de la democracia se decidió utilizar otro signo monetario como el Austral. Comenzó con un valor de 0.9 australes hasta 1991 cuando finalizó en 10.000 australes.

A partir de marzo de 1991 se sanciona la Ley de la convertibilidad. Su objetivo principal fue lograr una rápida desinflación. Como primer paso para estabilizar la economía, se estableció una nueva moneda de curso legal que al menos la podemos dividir en tres ciclos: la primera década duró hasta el 2001, en donde el peso argentino mantuvo su valor en 1 peso 1 dólar. La segunda década inició con una devaluación en el 2002 hasta el 2009, y se inició con 3.37 pesos a 3.80, por lo que esta época se denotaban los primeros inicios del siguiente quiebre monetario.

Para finalizar, nos encontramos en la actual etapa que arrancó en el 2010 con un valor del dólar de 4.05 pesos finalizó hoy con más de $1000 pesos. Por tercera vez en más de 4 décadas existe la posibilidad de cambio de moneda ante el mismo problema de siempre, la cual se debe a que la inflación consumió el valor del peso argentino.

Fuente: Focus Market

Desde 1970 pasa con un billete de 1 peso ley, a otro de 1.000.000 de pesos ley como moneda de máxima denominación, contando así 13 tipos de billetes. En 1980 y por otra década más pasamos de 1 austral a 500.000 australes, contando 12 tipos de billetes, y finalmente llegamos al 1991 hasta día de hoy, que pasamos de un billete de 10 pesos a uno de 2000 pesos contando 9 tipos de billetes, aguardando nuevamente algún cambio para iniciar así otra estabilización monetaria.

Fuente: Focus Market

Los desequilibrios macroeconómicos acumulados en los últimos 20 años del Peso Argentino tuvieron su efecto resorte en la microeconomía.

En la década de los noventa, con un billete de 10 pesos un argentino compraba 5 paquetes de yerba que costaban $1.99. Con los mismos 10 pesos hoy se puede comprar 0.0167 de Yerba Mate. El billete perdió todas sus funciones de uso como unidad de cuenta, reserva de valor y medio de cambio.

Fuente: Focus Market

Entre 1993 y 2023 la inflación acumulada promedio fue de 52.339%. La manteca acumuló un aumento del 86.857%, Yerba Mate 133.066%, Queso 97.851% y Leche Chocolatada 178.195%.

Fuente: Focus Market

(Damián Di Pace, Analista Económico. Director de Focus Market)

Compartinos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *